Aterrizaje forzoso del helicóptero de Friedman

Image

El helicóptero de Friedman es una de las teorías más empleadas para explicar el proceso de expansión monetaria por parte de los gobiernos y sus consecuencias. El Premio Nobel Milton Friedman realizó contribuciones muy importantes en este campo, redefiniendo la famosa Teoría Cuantitativa del Dinero.

En su ejemplo, Friedman imagina una comunidad que se dedica a sus actividades económicas de producción, comercio, etc. Pues bien, el economista de Chicago formula el siguiente caso: Un helicóptero aparece volando y comienza a lanzar billetes a los ciudadanos de la comunidad, de tal forma que dicho reparto es equitativo, es decir, se supone que cada ciudadano recibe una cantidad parecida de dinero. ¿Qué efectos tendría este hecho?

A pesar de que aparentemente podríamos pensar que los ciudadanos serían más ricos, esto no es así. Friedman explica que efectivamente los ciudadanos disponen de mayores saldos monetarios, por lo que empezarán a gastar más dinero dentro de un sistema productivo que permanece igual que antes. Es decir, los nuevos billetes no crean una capacidad productiva adicional y, de este modo, lo único que se consigue es que suban los precios de los bienes y servicios de la comunidad, generándose con ello el problema de la inflación.

La conclusión que más nos interesa es que para Friedman, el aumento de la oferta monetaria trae como consecuencia un incremento proporcional en el nivel general de precios, sin que se produzca una distorsión en la estructura relativa de los precios. Esto se debe a que, como hemos dicho antes, se supone que la inyección del nuevo dinero se reparte de una forma homogénea entre todos los agentes económicos. Por lo tanto, el dinero permanece neutral, sin producir cambios sobre la economía real. La inflación es un problema esencialmente monetario.

Sin embargo, mucho antes que Friedman, el economista Richard Cantillon (véase su “Ensayo del comercio en general”, editado por primera vez en 1.755) trató el asunto del dinero y sus conclusiones fueron algo distintas.

Precisamente sobre el proceso de expansión monetaria, Cantillon afirma que la inyección monetaria no se produce de forma automática sobre todos los sectores económicos de la sociedad. En su ejemplo, Cantillon explica magistralmente cómo cuando el Estado realiza una inyección monetaria, esta inyección se filtra primero por uno de los sectores de la economía, que será aquél designado por el gobierno (el sector minero en el ejemplo de Cantillon). Así, los trabajadores del sector experimentarán un aumento de su poder adquisitivo, ya que cuentan con más dinero en su poder mientras que los precios aún no han subido de forma generalizada. Así, poco a poco, la inyección monetaria comienza a cambiar la estructura de precios relativos de la economía. Por ello, de la teoría de Cantillon se extrae que el dinero no es neutral, y su manipulación tiene efectos perversos. La distorsión en la estructura de precios relativos produce una descoordinación entre los agentes. Dependiendo de quienes reciban el dinero, las decisiones pueden ser diferentes. Si el nuevo dinero se gasta en bienes de consumo, los precios de dichos bienes subirán y cambiarán necesariamente los precios relativos. Por el otro lado, si el nuevo dinero llega en primer lugar a los prestamistas, éstos aumentarán la oferta de fondos prestables, reduciendo con ello el tipo de interés e incrementando la inversión. Finalmente lo que se consigue es que tanto la inversión como el consumo presente aumenten, cuando en realidad ambas variables deberían comportarse en sentido contrario.

Cantillon sienta las bases de la teoría austriaca de los ciclos económicos, que explica cómo la expansión monetaria induce un proceso de sobreinversión que no está sostenida por ahorro real. Una explicación que Friedman no tuvo en cuenta en su helicóptero…

2 comentarios en “Aterrizaje forzoso del helicóptero de Friedman

  1. Pero en el caso actual , la masa monetaria se está usando para diluir las deudas y cubrir agujeros; por lo que no está recayendo ni en la inversión ni en el consumo.

    • La política monetaria expansiva aplicada actualmente tiene el objetivo por un lado, como se sugiere en tu comentario, de hacer más fácilmente financiable el déficit público o el pago de la deuda, y, al mismo tiempo, estimular el consumo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s